Busco Cuidadora Interna Alicante Elche Madrid Barcelona

Claves para la adecuada Inteligencia Emocional en los Cuidadores

Desde CuoreCare elegimos a profesionales que tengan una gran inteligencia emocional, ya que es una capacidad necesaria para ayudar a la mejora de los pacientes, controlando sus emociones actúan más tranquilos ante episodios complicados y hacen de la situación del usuario momentos más agradables porque se sienten comprendidos y eso repercute en la captación de sensaciones positivas por parte del usuario.

Adaptarse a todo tipo de situaciones, a través de una adecuada gestión de emociones, protege y evita el estrés ya que la mala regulación de las emociones a la larga, provoca un mal ambiente y por lo tanto, un entorno estresante.

Los cuidadores de CuoreCare son apasionados por su trabajo, tienen verdadera vocación por el cuidado de personas dependientes por lo que siempre nos aseguramos de que la persona que necesite los cuidados, tenga a una persona a su lado que le sepa llenar de momentos agradables y felices y que entienda, que a veces no solo se necesita ayuda física sino psicología también.

Tenemos como objetivo desarrollar la inteligencia emocional en los cuidadores para hacer posible el respeto y la dignidad de la relación que mantienen con el paciente, perseguimos los siguientes objetivos con un adecuado control de las emociones de nuestros cuidadores:

1. Entender las emociones de los demás y controlar las propias.
2. Cuidadores altamente involucrados.
3. Adaptarse a todo tipo de pacientes.
4. Trabajadores más eficientes.
5. Satisfacción con el servicio.

Aunque nunca seremos como usted, nuestro compromiso es parecernos todo lo que podamos, porque en CuoreCare nuestro objetivo es tener la generación mejor cuidada del mundo.

Si estás buscando cuidadores o cuidadoras para tu familiar o necesitas dar de alta tu cuidador en el hogar en Alicante, Elche, Valencia, Madrid, Barcelona o Bilbao, en CuoreCare nos encargamos no solo de buscarte un cuidador que mejor se adapte a tus necesidades, sino también el realizar todos los trámites en Seguridad Social.

2 Comments
  • Jonatan
    Posted at 22:39h, 12 febrero Responder

    Es fundamental que la persona tenga la mejor inteligencia emocional posible, ya que cuidar de una persona es un trabajo duro que requiere mucha fortaleza, paciencia y optimismo entre muchas otras virtudes. Me alegra saber que trabajáis este aspecto 🙂

    • admin
      Posted at 10:54h, 13 febrero Responder

      Jonatan, te agradecemos tu aportación y compentario. Ciertamente para la figura del cuidador es básico trabajar la capacidad para gestionar los propios sentimientos y emociones de forma adaptativa e inteligente. Por ejemplo en la demencia tipo Alzheimer, desde el estadio más temprano, la capacidad del paciente para la comunicación disminuye al surgir problemas con el uso del lenguaje. Esa pérdida de la capacidad para comunicar pensamientos y necesidades hace que cada vez sea más difícil interactuar socialmente y mantener relaciones personales con familiares y cuidadores.

Post A Comment