Señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer

Señales de advertencia de la enfermedad de Alzheimer

Muchas personas bromean sobre olvidar los nombres de amigos o donde ponen sus llaves, pero hay una gran diferencia entre una falta de concentración y los efectos debilitantes de la enfermedad de Alzheimer.

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad cerebral mortal que causa una disminución gradual de las habilidades de memoria, pensamiento, comunicación y razonamiento. En sus primeras etapas, la pérdida de memoria es leve, pero con el Alzheimer en etapa tardía, las personas pierden la capacidad de mantener una conversación y responder a su entorno.

La enfermedad de Alzheimer es una de las principales causas de muerte en España.

 

1. Pérdida de memoria que interrumpe la vida diaria.

Uno de los signos más comunes de la enfermedad de Alzheimer es la pérdida de memoria y el olvido de la información recientemente aprendida.

Otros incluyen olvidar fechas o eventos importantes, pedir la misma información una y otra vez, y cada vez más tener que depender de asistentes de memoria (por ejemplo, notas recordatorias o dispositivos electrónicos) o miembros de la familia para las cosas que una persona solía manejar por su cuenta.

2. Desafíos en la planificación o resolución de problemas.

Algunas personas pueden experimentar cambios en su capacidad para desarrollar y seguir un plan o trabajar con números. Pueden tener problemas para seguir una receta familiar o hacer un seguimiento de las facturas mensuales. Pueden tener dificultades para concentrarse y tardan mucho más en hacer las cosas que antes.

3. Dificultad para completar tareas familiares en casa, en el trabajo o en el tiempo libre

A las personas con Alzheimer a menudo les resulta difícil completar las tareas diarias. A veces, las personas pueden tener problemas para conducir a un lugar familiar, administrar un presupuesto en el trabajo o recordar las reglas de un juego favorito.

4. Confusión con el tiempo o el lugar.

Las personas con Alzheimer pueden perder la noción de las fechas, las estaciones y el paso del tiempo. Pueden tener problemas para entender algo si no está sucediendo de inmediato. A veces pueden olvidar dónde están o cómo llegaron allí.

5. Problemas para comprender imágenes visuales y relaciones espaciales.

Para algunas personas, tener problemas de visión es un signo de Alzheimer. Pueden tener dificultades para leer, juzgar la distancia y determinar el color o el contraste, lo que puede causar problemas al conducir.

6. Nuevos problemas con las palabras al hablar o escribir.

Las personas con Alzheimer pueden tener problemas para seguir o unirse a una conversación. Pueden detenerse en medio de una conversación y no tienen idea de cómo continuar o pueden repetirse. Pueden tener dificultades con el vocabulario, tener problemas para encontrar la palabra correcta o llamar a las cosas con un nombre incorrecto (por ejemplo, llamar a un “reloj” un “reloj de mano”).

7. Extraviar cosas y perder la capacidad de volver sobre los pasos.

Una persona con la enfermedad de Alzheimer puede poner cosas en lugares inusuales. Pueden perder cosas y no pueden volver sobre sus pasos para encontrarlas nuevamente. A veces, pueden acusar a otros de robar. Esto puede ocurrir con mayor frecuencia con el tiempo.

8. Disminución o mal juicio.

Las personas con Alzheimer pueden experimentar cambios en el juicio o la toma de decisiones. Por ejemplo, pueden usar un juicio pobre cuando se trata de dinero, dando grandes cantidades a los vendedores por teléfono. Es posible que presten menos atención al aseo o a mantenerse limpios.

9. Retiro del trabajo o actividades sociales.

Una persona con Alzheimer puede comenzar a alejarse de pasatiempos, actividades sociales, proyectos de trabajo o deportes. Pueden tener problemas para mantenerse al día con un equipo deportivo favorito o recordar cómo completar un pasatiempo favorito. También pueden evitar ser sociales debido a los cambios que han experimentado.

10. Cambios de humor y personalidad.

El estado de ánimo y las personalidades de las personas con Alzheimer pueden cambiar. Pueden volverse confusos, sospechosos, deprimidos, temerosos o ansiosos. Pueden enojarse fácilmente en casa, en el trabajo, con amigos o en lugares donde están fuera de su zona de confort.

En CuoreCare nos aseguramos que todos los cuidadores que se enfrentan al cuidado de un persona que sufre la enfermedad de Alzheimer tienen las herramientas diarias para afrontar dicho cuidado, es por eso que en nuestra plaaforma informatica, el cuidador puede acceder a formaciones especificas sobre la enfermedad, tutoriales sobre actividades concretas o consultar a un variado grupo de expertos sobre actividades diarias o evoluciones del comportamiento.

Para mas informacion, visite nuestra web. www.cuorecare.es

 

No Comments

Post A Comment

Abrir chat