Beneficios de la musicoterapia

Beneficios de la musicoterapia

Beneficios de la musicoterapia

 

La mayoría de la gente estaría de acuerdo en que escuchar música puede afectar el estado emocional.

Muchas personas escuchan música alegre cuando quieren elevar su nivel de energía, ya sea por diversión o por motivación, o, cuando quieren relajarse después de un día estresante, la música clásica suave o el jazz ligero pueden ser la solución. Sin embargo, además del estado de ánimo, se ha demostrado que la música tiene efectos físicos positivos en el cuerpo y muchos médicos la recetan como una forma de terapia.

 

Ya en la antigua Grecia, Platón se refirió a la música como “la medicina del alma”, y escribió que “la armonía celestial de la música de las esferas” tenía la capacidad de afectar la salud física y emocional de las personas. El concepto formal de la musicoterapia comenzó a afianzarse en la década de 1940, y finalmente condujo a la formación de la Asociación Americana de Musicoterapia en 1971.

 

Debido a que las funciones del cuerpo humano se rigen por los ritmos, como el latido de nuestro corazón, cómo hablamos, cuándo dormimos y cuándo nos despertamos, existe una conexión natural con la música. De hecho, la música puede aumentar la dopamina, aumentando las emociones positivas en los centros de recompensa del cerebro. Hoy, los médicos recomiendan la musicoterapia para una amplia gama de propósitos clínicos.

MEJORANDO LA SALUD DEL CORAZÓN

A medida que envejecemos, hacer suficiente ejercicio se vuelve más difícil y más importante. Y bailar es una actividad que va naturalmente con la música. En un estudio reciente, los investigadores pidieron a 30 personas mayores que caminen en una cinta hasta que se agoten. Los que escucharon música durante el ejercicio pudieron caminar más tiempo que los que no lo hicieron. Esto demostró que la música puede motivar a las personas mayores a ponerse de pie y moverse un poco, lo cual es muy beneficioso.

EL MANEJO DEL DOLOR

Para muchas personas mayores, el manejo del dolor es una de sus principales prioridades de salud. En un estudio diferente, a los pacientes sometidos a cirugía de columna se les indicó que escucharan la música de su elección la noche anterior al procedimiento y hasta el segundo día después. En comparación con un grupo de control, los pacientes que escucharon música informaron mucho menos dolor. Se han encontrado resultados similares en investigaciones en pacientes con fibromialgia.

SALUD CEREBRAL Y FUNCIÓN COGNITIVA

Si bien los científicos no están seguros exactamente de por qué, también se ha demostrado que escuchar música mejora la calidad del sueño, el estado de alerta, la memoria y el estado de ánimo. Para los pacientes mayores que sufren de pérdida de memoria, especialmente los pacientes con Alzheimer y demencia, acceder a la memoria de una canción es más fácil que los nombres de personas o eventos pasados. Y entre los adultos mayores de 60 años que no tenían capacitación musical previa, la investigación ha demostrado que una clase de piano de 30 minutos con tres horas de práctica cada semana mejoró la memoria y la velocidad de procesamiento después de solo tres meses.

REDUCCIÓN DE ESTRÉS

Para muchas personas mayores, reducir el estrés y la ansiedad mejora drásticamente la calidad de vida. Se ha demostrado que escuchar música mantiene el ritmo cardíaco y la presión arterial de los pacientes bajo control, al tiempo que disminuye los niveles de cortisol, todos los cuales son marcadores de estrés. De hecho, un estudio alemán mostró que los pacientes que se recuperaban de una cirugía a corazón abierto tenían niveles más bajos de cortisol después de escuchar música clásica. Y en algunos casos, escuchar música antes del procedimiento fue más útil para relajar a los pacientes que los medicamentos recetados contra la ansiedad. En términos generales, todos estos beneficios para la salud conducen a una mejor calidad de vida. Eso se suma a la simple alegría que la música puede aportar a la vida de las personas. Escuchar música en un entorno grupal, por ejemplo, agrega un aspecto social a la actividad, que puede evitar sentimientos de aislamiento. En otras palabras, ya sea que esté participando en la musicoterapia formal o simplemente escuchando la música que disfruta, el resultado final es una vida más feliz y con más contenido.

Para mas información, no dude en visitar nuestra web http://www.cuorecare.es

No Comments

Post A Comment