Cuidadores de Alzheimer

Cuidadores de Alzheimer

Los mejores cuidadores de Alzheimer por CuoreCare.

 

Todos sabemos que cuidar de un ser querido que envejece es un desafío. Incluso la tarea puede parecer casi imposible para los mejores cuidadores, si a ese ser querido se le diagnostica la enfermedad del Alzheimer.

Es difícil saber que la persona con la que estás muy cerca puede perder la capacidad de recordar tu nombre o, peor aún, reconocerte. Si bien cada caso es diferente, aquí hay algunas pautas generales destinadas a ayudarte a brindar la mejor atención posible para tu ser querido.

 ¿Qué es el Alzheimer?

La enfermedad del Alzheimer es la forma más común de demencia, un término general para el deterioro cognitivo y la pérdida de memoria. Afecta la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Si bien el deterioro cognitivo progresivo es devastador, la parte más perturbadora de la enfermedad de Alzheimer es que actualmente es irreversible.

El Alzheimer es la segunda causa principal de muerte en España.Las personas diagnosticadas con Alzheimer viven un promedio de 8 años después de que los síntomas se han vuelto notorios.Los cambios en el cerebro relacionados con el Alzheimer comienzan años antes de que haya signos de la enfermedad.Las personas con Alzheimer todavía experimentan alegría y felicidad, a pesar de su mayor estado de confusión.

 

Cuidando las etapas de la enfermedad de Alzheimer

La discapacidad intelectual progresa gradualmente desde el olvido ocasional hasta la discapacidad completa. Al principio, la persona puede parecer un poco olvidadiza. Entonces, pueden tener más dificultades para aprender nuevas habilidades o incluso para hablar. A medida que avanza la enfermedad, el trabajo se vuelve cada vez más exigente.

Dicho esto, es importante recordar que, aunque la enfermedad del Alzheimer no se puede detener, se puede hacer mucho para mejorar la calidad de vida general de usted y la persona que sufre. Al comprender cómo avanza el Alzheimer, podrá adaptarse y prepararse para lo inevitable.

 

Primera fase del Alzheimer (Fase leve)

La etapa temprana del Alzheimer se conoce primera fase o fase leve. Esta etapa es la más difícil de reconocer. No recordar las citas y conversaciones que acaban de ocurrir hace tan solo unas horas puede ser una señal de alerta.

Si a su ser querido le acaban de diagnosticar Alzheimer, una de las cosas más importantes que puede hacer por él es informarse. Cuanto más sepa sobre la enfermedad, más podrá comprender por lo que está pasando. Cuando comprenda mejor la enfermedad, podrá manejar mejor su atención. Podrá ver por qué está actuando de la manera en la que lo hace y será más probable que pueda hacerle frente de mejor forma.

Durante esta primera etapa, debe centrarse en maximizar su independencia. Puede lograr esto apoyándole en sus decisiones, brindándole la compañía necesaria y ayudándole a prepararse para su futuro. Tomar la iniciativa de aprender y prepararse lo ayudará a superar, si no evitar, muchos de los posibles obstáculos que conlleva este diagnóstico.

Por ejemplo, conocer que un efecto secundario común del Alzheimer es la agresividad, puede ser muy útil. Si su ser querido se vuelve agresivo sin razón aparente, podrá internalizarlo mejor. Sabrá que es parte de la enfermedad y no se lo tomará como algo personal. Saber por qué sucede algo solo puede beneficiarle a usted y a su ser querido.

 

Segunda fase del Alzheimer (Fase moderada)

La etapa intermedia se llama fase moderada. Es la etapa más larga y también requiere la mayor flexibilidad de su parte como cuidador. Probablemente notará que su ser querido tiene más dificultades con las palabras y puede frustrarse más fácilmente. También pueden negarse a realizar tareas que le parezcan poco atractivas. Esto incluye tareas como bañarse, que a menudo se vuelve más difícil a medida que avanza la enfermedad.

La atención que brinde será más exigente y requerirá mucha paciencia. Deberás dar a tu ser querido la mayor estructura posible y prepararte para ajustar las partes de la rutina que no funcionan.

 

Tercera fase del Alzheimer (Fase grave)

La etapa final de la enfermedad de Alzheimer es sin duda la más desafiante. Durante esta etapa, su ser querido puede tener dificultades para realizar tareas básicas como comer y tragar. Necesitará atención las 24 horas y es probable que necesite ayuda. Debe tomar precauciones adicionales para asegurarse de que su ser querido no sufra dolor, ya que pueden tener dificultades para comunicarse con usted.

Gran parte de la comunicación será a través de los sentidos, es decir, el tacto, el sonido, el gusto, la vista y el olfato. Por esta razón, puede cuidarlos al apuntar directamente a estos sentidos. Por ejemplo, puede leerles, tocar música para ellos y convertirlos en sus comidas favoritas.

 

Pero lo más importante, la atención que brinde debe centrarse en preservar su calidad de vida.

 

Como deben de comunicarse los cuidadores de Alzheimer

No hables de ellos cuando puedan escucharte

Habla con la persona para que interactúe.

Comunícate con ellos tranquilamente

Evite discutir o tratar de convencerlos de algo

Abstenerse de comunicarse cuando cualquiera de ustedes está cansado

 

Recuerda cuidarte a ti mismo

Cuidarse a uno mismo es una de las cosas que los cuidadores a menudo necesitan recordar. Es fácil quedar atrapado en todas las responsabilidades que tiene mientras cuidas a alguien con Alzheimer, pero si no te cuidas, no podrás brindarle la atención que merece tu ser querido. Cuando esto sucede, puedes sentirte frustrado, sintiendo más estrés del que realmente tienes. El estrés puede hacer que usted o el enfermo se comporte de forma irr. Incluso hace que elimines tu frustración con la persona que estás cuidando, lo que solo empeorará el problema. Nunca descuide tomarse un tiempo libre y aceptar ayuda cuando la necesite.

 

¿Cómo saber si tu ser querido padece Alzheimer?

Hay 10 primeras señales de Alzheimer provistos por la Asociación de Alzheimer.

  • Pérdida de memoria que interrumpe la vida diaria.
  • Problemas en la planificación y / o resolución de problemas.
  • Dificultad para completar las tareas cotidianas.
  • Tiempos y / o lugares confusos.
  • Problemas para comprender imágenes y relaciones espaciales
  • Problemas con las palabras al hablar y escribir
  • Extraviando cosas
  • Disminución / juicio pobre
  • Retirarse del trabajo y / o actividades sociales
  • Cambios en el estado de ánimo y / o personalidad.

La pérdida severa de memoria nunca es una parte normal del envejecimiento. Si nota alguno de estos signos en usted o en un ser querido, asegúrese de consultar a un médico.

Conclusión

Cuidar a alguien con Alzheimer no es nada fácil. A medida que la enfermedad progresa, se le pedirá que aprenda un conjunto de habilidades que tomará tiempo y paciencia para desarrollarlas. Con un poco de dedicación y la voluntad de comprender, podrá brindarle a su ser querido la atención que necesita y merece.

Para mas información, no dude en visitar nuestra pagina web www.cuorecare.es

No Comments

Post A Comment